Donación
La historia en clave comunera. Apuntes para una interpretación

Fidel Cordero

Fidel Cordero. Madrid, 1964. Del baby boom. Niños bajo el tardofranquismo,  adolescentes durante la transición y jóvenes cuando gobernaba Felipe González. Estudié Psicología aún dentro de Filosofía y trabajé en Investigación social aplicada. En paralelo estudié cine, dirigiendo varios cortometrajes y un largometraje de ficción histórica. Con el fin de siglo redescubrí la revolución comunera, dejando el mundillo del cine y los estudios de mercado para hacerme Profesor de Historia de secundaria y bachillerato. Convencido de la vigencia del pensamiento comunero, he acumulado durante veinte años lecturas y reflexiones que junto al activismo político han dado lugar a este libro.

Obras de Fidel Cordero

Fidel Cordero

La historia en clave comunera

Apuntes para una interpretación

Colección: Metro
Edición: Madrid, Postmetropolis Editorial, 2021
Páginas: 276
ISBN: 978-84-120187-7-6
16.00 (IVA incluido)

Espero en estos Apuntes rescatar pensadores y sobre todo ideas que fueron arrinconadas por las élites dirigentes, pero que pueden aún hoy sernos útiles al Común, aunque sea sólo como sugerencia, esbozo, pócima clandestina o arma desenterrada. Esto ya me merecería el esfuerzo. Ante el clásico de que la historia la escriben los vencedores, intentar buscar la otra o las otras historias, las de los perdedores o los emboscados. La del Común sojuzgado una y otra vez, y una y otra vez rebelde de nuevo, pidiendo paso y protagonismo. Llevando el mundo, aunque no sus monumentos.

Esta es la visión comunera que propongo: una visión transversal porque atraviesa partidos y personajes, cruza siglos y territorios. A veces afloró conscientemente como en el siglo XVI castellano, en el XVII inglés, entre el XVIII y el XIX en los nacientes Estados Unidos, en la revolución jacobina francesa, en los comuneros románticos hispanos… Y se mantuvo en la memoria colectiva y serpenteó entre los autores cultos. Llevando siempre de fondo el mismo asunto: el Común soberano, o las Élites dirigiéndolo.

En el siglo XX la tensión se internacionalizó llevándola a las relaciones coloniales, y a las de género. Hoy mismo está en las comunicaciones, que se debaten entre una opinión controlada desde minorías que manejan grandes medios, frente a la posibilidad de redes horizontales. La dialéctica es clara: o soportamos tramas directivas creyéndolas necesarias, viéndolas hoy y mañana vencedoras a través de su “competencia”; o creemos en las Comunidades humanas, cooperativas y solidarias.

Vea la presentación en nuestro canal de Youtube: